45 consejos infalibles para mantenerse cálido y seguro en invierno sin gastar una fortuna

By Miguel DG December 25, 2023

This article was originally published on mentretiene

La llegada del invierno trae consigo varios desafíos que pueden afectar tu rutina diaria. Los vientos fríos pueden poner a prueba la eficacia de tu sistema de calefacción en casa, y las carreteras cubiertas de nieve pueden limitar seriamente tu capacidad para moverte. Es hora de descubrir algunos trucos para enfrentar el clima frío. Si estás buscando consejos para contrarrestar los efectos de un invierno muy frío, este artículo es justo lo que necesitas. Ya sea que estés interesado en recetas simples para mantenerte calentito o trucos de bricolaje para aprovechar al máximo tu vehículo, aquí encontrarás todas las herramientas necesarias para combatir el frío. Puede que no sigas todos los consejos al pie de la letra, pero al menos tendrás un conjunto de soluciones para lidiar con esos problemas que te han estado molestando durante tanto tiempo.

Abre las cortinas en los días soleados

La mayoría de las personas tienden a mantener sus casas cerradas durante todo el invierno. ¡Lo cual es un gran erro! En invierno también hay días en los que el sol brilla con todo su esplendor, y sería un desperdicio no aprovecharlo.

Créditos: Stoffa_de_vendere / Instagram

La luz solar natural puede mantener tu casa cálida durante el día, pero debes abrir las cortinas o persianas para dejarla entrar. Si tienes sistemas de retención de calor, puedes mantener gran parte del calor hasta altas horas de la noche sin necesidad de utilizar otras fuentes de calor.

Coloca velas votivas alrededor de la casa

Las velas votivas son una manera encantadora de calentar tu espacio y crear un ambiente único y acogedor. Puedes encontrarlas fácilmente en tu tienda de regalos local o, si te sientes creativo, incluso puedes hacerlas tú mismo para ahorrar dinero.

Créditos: Droplightcandles / Instagram

Estas velas no necesitan soportes y se derriten de manera controlada, lo que las hace seguras para usar en casa. Además, puedes darles diferentes fragancias utilizando los ingredientes adecuados. Después de todo, ¿quién no disfruta del aroma a lavanda fresca o fresa dulce en su hogar?

Prepara tus neumáticos de bicicleta para la nieve

Si prefieres desplazarte sobre dos ruedas, hay trucos útiles para el clima frío que puedes usar para extender tus paseos durante todo el invierno. Andar en bicicleta a través de la nieve puede llegar a ser muy complicado, por suerte existe una solución: utiliza bridas.

Créditos: u / GallowBoob / Reddit

Coloca bridas en los radios de tu bicicleta. Esto te proporcionará tracción adicional en superficies nevadas. Eso, si tan solo puedes aplicarlo en bicicletas con frenos de disco. En el caso de frenos de llanta, las bridas pueden afectar la eficiencia del frenado.

Crea plantillas de lana a medida

¿Necesitas consejos sencillos para mantener tus pies calientes en invierno? Prueba a aprovechar tus viejas prendas de lana. Ya sea que tengas viejos calcetines de lana o suéteres demasiado gastados para usar, puedes usarlos para hacer plantillas para tus zapatos y mantener el frío a raya.

Créditos: Mayamade.blogspot.com

Toma las plantillas de tus zapatos como guía y úsalas para recortar el ajuste perfecto en la tela de lana. Si las plantillas están pegadas a tus zapatos, puedes utilizar papel de malla para obtener la forma y el tamaño adecuados. Pon estas plantillas dentro de tus botas y… ¡Disfruta!

Usa toallas de microfibra para secar zapatos mojados

Mojarse los pies, tanto literal como figurativamente, es algo común durante el invierno. La parte literal no siempre es ideal, ya que el calzado mojado puede causar daños en los pies en poco tiempo. Por eso es importante llevar algunas toallas de microfibra contigo.

Créditos: Theragcompanyeurope / Instagram

Las toallas de microfibra están compuestas por delicados bucles entrelazados que les permiten absorber líquidos en cuestión de segundos. Con un par de estas toallas, puedes secar rápidamente cualquier calzado mojado y evitar que el frío llegue a tus pies.

Aíslate con medias de carrera

No pasar frío durante el invierno no requiere necesariamente vestir prendas voluminosas. Puedes utilizar medias o pantimedias como ropa interior para mantener el calor. Esto forma parte de los simples trucos para el clima frío que te permiten aprovechar al máximo tu ropa de verano sin sacrificar comodidad.

Créditos: Travis_connors_yt / instagram

El uso de medias reduce el peso de tu ropa y te brinda una mayor libertad de movimiento cuando la necesitas. Además, te permite reservar la ropa de invierno más voluminosa para cuando realmente sea necesario. También puedes probar con medias diseñadas para el patinaje sobre hielo.

Mantén una chimenea limpia con papel de aluminio

Disfrutar de un momento relajante frente a una chimenea es una de las experiencias más agradables del invierno. Pero, esa alegría puede desvanecerse cuando te despiertas y ves montones de ceniza por toda la sala de estar. Para evitarlo, puedes utilizar un truco sencillo gracias al papel de plata.

Créditos: jeanneee18 / Instagram

Antes de encender la chimenea, pon una capa doble de papel de aluminio en el fondo de la misma. De esta forma, la ceniza del fuego quedará atrapada en el papel de aluminio en lugar de dispersarse por la habitación.

Mantén el calor gracias a las colchas viejas

No importa cuán bien cierres las persianas, siempre hay un poco de calor que se escapa. Puedes utilizar colchas o mantas viejas como cortinas alrededor de tu casa para reducir este problema. Quizás no sea la solución más sofisticada, pero podría significar un gran ahorro en tus facturas.

Créditos: Sustanablog.org

Opta por las colchas de mayor grosor, ya que son ideales para retener el calor. Es posible que necesites soportes más fuertes para colgarlas adecuadamente en las aberturas. El método más efectivo es fijarlas en la parte superior y utilizar cuerdas para manejar estas cortinas improvisadas.

Mantén tus calcetines secos impermeabilizándolos

¿Qué puede ser mejor que secar tus calcetines mojados rápidamente? ¡Nunca permitir que se mojen! ¡Mantén tus calcetines siempre secos con artículos comunes de tu hogar! Gracias a ellos puedes evitar lidiar con todos los problemas que causan unos calcetines mojados.

Créditos: Gabriel_g_d_c / Instagram

Para impermeabilizar tus calcetines puedes envolver tus pies con un trozo de bolsa de plástico o papel de sándwich, eso sí, no uses más de dos piezas por pie. Algunas personas también se ponen otro calcetín sobre esta cubierta. Escojas lo que escojas, tendrás tus pies siempre secos y cómodos.

Recicla baterías muertas como calentadores de manos

Las baterías alcalinas viejas o agotadas a menudo conservan un poco de energía debido a que no completan completamente su reacción química. En lugar de desecharlas, puedes convertirlas en calentadores de manos económicos sin necesidad de gastar mucho en equipos sofisticados.

Créditos: Popsgustav / Instagram

En primer lugar, asegúrate de que las baterías tengan suficiente energía utilizando un verificador de batería o un multímetro. Cuando estés seguro de que tienen la cantidad adecuada de energía, puedes usar una resistencia de 1 ohmio para conectar ambos terminales y usarlas como calentadores de manos.

Botas caseras

Las manoplas pueden ser excelentes para combatir el frío, pero ¿qué pasa con tus pies? No necesitas gastar dinero en costosas botas de invierno de marca. En su lugar, puedes hacer tus propias botas en casa sin necesidad de herramientas especializadas, a excepción de una aguja e hilo.

Créditos: Junelloshop / Instagram

Recicla ese antiguo suéter desgastado que has guardado en el ático. Utiliza las mangas para cortar las piezas que necesitas para tus pies y recorta una parte separada de tela para formar las suelas. Luego, simplemente cose las dos partes juntas y tendrás unas bonitas botas personalizadas.

Protegiendo tus limpiaparabrisas con calcetines

Usar los limpiaparabrisas durante una tormenta de nieve puede ser contraproducente, ya que la nieve pegajosa puede dificultar mucho la visibilidad. Aunque puedes utilizar múltiples herramientas para rasparla, aquí tienes un truco invernal que no te costará ni un centavo.

Créditos: u / WordsinaWhisper / Reddit

Si tienes calcetines viejos por ahí, puedes colocarlos sobre los limpiaparabrisas de tu automóvil. Levanta la parte delantera del limpiaparabrisas y desliza el calcetín sobre él. Asegúralo con alfileres para que no se caiga mientras conduces. ¡Una forma práctica y económica de afrontar el clima invernal!

Transformando ropa vieja en calentadores de manos personalizados

¿Tienes miedo de usar dispositivos eléctricos como calentadores de manos? Puedes hacer tus propios calentadores de manos con tu vieja ropa de invierno. Estas prendas no solo te proporcionarán calor, ya que si lo deseas las puedes personalizar a tu gusto.

Créditos: Mahliaanika / Instagram

Para crear tus calentadores de manos personalizados, corta dos piezas de tela de una prenda de lana. Mide tus brazos y marca las líneas donde necesitas coser. Puedes personalizarlos de varias maneras. Usa pegatinas, insignias, tintes o marcadores. ¡Dale rienda suelta a tu imaginación!

Aprovecha el calor de tu horno

Si te encanta hornear galletas o tus pasteles favoritos para contrarrestar el frío del invierno, estas de suerte, ya que gracias tu horno, podrás ahorrar en tu factura. Cuando saques la bandeja después de hornear, el horno seguirá emitiendo calor en tu cocina.

Créditos: terapia de apartamentos

Deja la puerta del horno abierta durante un tiempo y permite que ese calor se disperse. Notarás que puedes bajar un poco el termostato en cuestión de minutos. Como ventaja adicional, el delicioso aroma de las galletas recién horneadas hará que tu casa sea más acogedora.

Bloqueando corrientes frías con aislamiento de tubería

Los corrientes de aire frío pueden ser un fastidio, especialmente en casas antiguas con huecos en la carpintería. Algunos trucos inteligentes para casas en climas fríos implican bloquear estos huecos estratégicamente para que tu sistema de calefacción funcione de manera más eficiente.

Créditos: u / Better_Standard_2285 / Reddit

Puedes utilizar aislamiento de tuberías a lo largo de las puertas y ventanas para lograrlo. Los fideos de piscina también son una excelente alternativa. Puedes cortarlos a medida y unirlos con cinta adhesiva o cortarlos en trozos más pequeños para llenar los huecos más difíciles.

Haz tus propios zapatos antideslizantes

La humedad del aire o las partículas que se derriten de la nieve pueden convertir tu sala de estar o entrada en un terreno peligroso y resbaladizo. Pero no te preocupes, gracias al bricolaje, puedes solucionar este problema en tan solo unos minutos.

Créditos: Runsanddowned / Instagram

En lugar de gastar dinero en otro calzado, puedes fabricar tus propios zapatos antideslizantes en casa. Simplemente inserta algunos tornillos cortos en la suela. Asegúrate de que no sobresalgan para evitar dañar tus pies. Otra opción es pegar un poco de papel de lija suave a la suela.

Alternativas al uso de sal para descongelar

En lugar de utilizar sal para descongelar, puedes recurrir a una solución con alcohol que actúa más rápidamente, es más fácil de conseguir y es más barata. Además, esta solución se puede aplicar de manera rápida en un área más extensa.

Créditos: barbaracufre27 / Instagram

Simplemente, mezcla 1 cucharadita de alcohol con 2 tazas de líquido para lavar platos en medio galón de agua caliente. Después rocíalo directamente en el suelo y el hielo desaparecerá en muy poco tiempo. Eso sí, evita las plantas, ya que esto puede ser mortal para ellas.

Tratamientos naturales para el resfriado y la gripe

No necesitas gastar ni un céntimo en comprimidos comunes para el resfriado y la gripe si tienes algunos ingredientes naturales a mano. Echa un vistazo a tus armarios en busca de ajo, regaliz o menta. Tritura cualquiera de estos ingredientes y añádelos a tu próxima bebida caliente.

Créditos: Hyggehomestead / Instagram

Por suerte hay otro método para aprovechar el ajo y la menta sin necesidad de triturarlos. Coloca dientes de ajo cerca de tu nariz, pecho u orejas antes de tomar una siesta. Este proceso permite que tu cuerpo absorba sus propiedades sin necesidad de ingerirlos.

Facilita la tarea de palear

Cuando te encuentres con una gran cantidad de nieve en tu jardín, la sal a veces no es suficiente, y la única solución es palear. Sin embargo, puedes hacer que esta tarea monumental sea menos agotadora, evitando que la nieve se adhiera a tu pala.

Créditos: Hyggehomestead / Instagram

Rocía un poco de spray antiadherente para cocinar en tu pala. Gracias al antiadherente la nieve no se quedará pegada a tu pala. Otra opción es usar aceite vegetal para obtener el mismo resultado. Sumerge un paño en aceite y frótalo sobre la pala.

Mitones hechos con suéteres reciclados

¿Tienes suéteres viejos que ya no usas? Aquí tienes un gran truco para el invierno en casa: conviértelos en mitones. Solo tienes que coser una parte de las mangas cerca de un extremo y cortar el otro extremo de acuerdo al tamaño de tu mano.

Créditos: Jadkaedesigns / Instagram

Si lo deseas, puedes hacer un pequeño agujero en un lado y agregar un poco de lana para el pulgar. Esto mejorará el agarre y evitará que tus manos se adormezcan con el tiempo. Recuerda coserlo de adentro hacia afuera para que la abertura del pulgar quede libre.

Aprovecha tu ventilador de techo para calentar la habitación

¿Sabías que el aire caliente tiende a subir? Por eso, puedes utilizar un ventilador de techo para mantenerlo circulando por toda tu habitación. Para ello tan solo haz funcionar el ventilador a baja velocidad y el aire caliente se moverá por toda tu habitación.

Créditos: Stephenvaliente / Instagram

Este método te permite sacar el máximo provecho de cualquier sistema de calefacción que estés utilizando. Requiere menos energía para mantener la temperatura adecuada si el aire caliente se desplaza de manera más eficiente por la habitación. Además, no tendrás que preocuparte por la ubicación de tu calentador.

Transforma tus zapatos de lona en impermeables

¿Eres fanático de los zapatos de lona durante el clima cálido? Puedes modificarlos para usar en la temporada de invierno de la misma manera. La clave aquí es la cera, ya sea en forma de un spray de cera para automóviles o una crema de cera de alto brillo.

Créditos: Vessi / Instagram

Aplica la cera en la parte superior del zapato, evitando la suela. Si la temperatura no es muy baja, un par de rociadas serán suficientes. Además, puedes darle un toque personal y elegante utilizando crayones de cera para crear tus propios diseños personalizados

Calentadores de arcilla de bricolaje

Si quieres reducir tus gastos en calefacción durante el invierno, considera usar macetas de terracota en lugar de un calentador o chimenea. Son fáciles de montar, transportar y no son nocivas para el medio ambiente. Y lo mejor de todo, añaden un toque acogedor y relajante a cualquier espacio.

Créditos: Significantelementssalvage / Instagram

Puedes construir tus propios calentadores de terracota utilizando una o más macetas de barro vacías, dependiendo del tamaño de la habitación. Coloca una piedra grande en la parte inferior y coloca algunas velas encima. Para evitar incendios puedes poner un platillo de ceramica debajo de la maceta.

Descongela el hielo de las cerraduras

Las cerraduras congeladas, que suelen aparecer en las películas de terror ambientadas en invierno, pueden ser igual de aterradoras en la vida real en un día gélido. Sin embargo, puedes descongelar esa cerradura de manera rápida y segura de dos formas.

Créditos: Petes_paradise_farm / Instagram

La forma más rápida es utilizar un encendedor o un soplete en la cerradura. No obstante, considera que un exceso de calor podría perjudicar el sistema de bloqueo. Como alternativa, puedes optar por un enfoque más gradual cubriendo tu llave con vaselina o desinfectante para manos.

Mímate con una taza de chocolate caliente

En esas noches gélidas de invierno, una taza de chocolate caliente es el compañero perfecto antes de acostarte. Todo lo que necesitas es azúcar, cacao, y un poco de leche. Si lo prefieres, también puedes agregar canela, malvaviscos y chispas de chocolate.

Créditos: _louise_foor_ / Instagram

El chocolate caliente puede ser beneficioso para tu salud, ya que contiene numerosos antioxidantes. Además, el consumo de chocolate caliente libera serotonina en tu cerebro, un químico que eleva tu estado de ánimo y te prepara para un sueño relajante.

Estaciona hacia el este para combatir la nieve

Si sueles estacionar tu coche al aire libre, es posible que te preocupe la acumulación de nieve a su alrededor durante la noche. Quitarla manualmente puede llevar tiempo y esfuerzo. Sin embargo, hay una forma natural de abordar este problema: estaciona tu automóvil mirando hacia el este.

Créditos: u / ZingingCutie97 / Reddit

De esta manera, aprovechas el calor del sol para descongelar la escarcha donde más importa: el parabrisas y el motor. La luz del sol de la mañana derretirá la mayor parte de la escarcha en cuestión de horas. Aunque es posible que aún necesites quitar algo de hielo manualmente.

Aprovecha al máximo el agua caliente en tu baño

Un baño cálido en las frías mañanas de invierno es algo que todos esperamos con ansias. Sin embargo, después de disfrutarlo, no descargues el agua caliente de inmediato. Dejar que permanezca en la bañera por un tiempo puede ayudar a mantener a raya cualquier corriente fría.

Créditos: Elizabethintulum / Instagram

Puedes pensar en ello como una especie de mini sauna. El agua caliente agrega humedad y aire cálido muy necesario a toda la habitación. Esto no solo te beneficia a ti, sino también a quienes necesiten usar el baño después de ti.

Dirige el calor donde más lo necesitas

Las incómodas corrientes de aire frío son una de las razones principales de un derroche innecesario de calor en la gran mayoría de las casas. Una puerta o ventana abierta puede aumentar considerablemente tu factura y tu gasto economico en muy poco tiempo.

Créditos: Jonathan Adato / Fotógrafo

Cierra y sella adecuadamente las puertas o ventanas de las habitaciones vacías. Esto te ayudará a concentrar el calor en un área específica. Este método no solo te permitirá ahorrar en calefacción, sino que también puede fomentar las relaciones entre los miembros de la casa.

Aprovecha las botellas de agua caliente

Puedes mantener tu hogar calentito sin necesidad de gastar dinero en electricidad. Una solución cómoda consiste en emplear una bolsa de agua caliente. Esto te proporcionará un sueño relajante en las frías noches de invierno y puede aliviar los dolores corporales.

Créditos: Theordinaryminimalist / Instagram

Puedes conseguir una botella de agua caliente en línea por menos de $12. Llénala con agua caliente y colócala entre las sábanas o mantas para mantener tu cama caliente durante varias horas. Gracias a este truco, las personas que padecen molestias musculares o articulares se pueden sentir aliviadas.

Fabrica tu propio líquido para limpiaparabrisas

Una jarra de líquido para limpiaparabrisas de calidad puede costarte mucho dinero. Pero puedes ahorrarte ese dinero y hacerlo tú mismo en casa. Esta es una opción bastante popular entre los amantes de los autos que prefieren los trucos caseros para el invierno.

Créditos: Live Free / Youtube

Primero, toma una jarra de 1 galón y añade 8 onzas de alcohol puro al 99%: tanto el vodka como el alcohol etílico funcionarán. Luego, llena la jarra con agua, dejando suficiente espacio para una onza de jabón líquido de Castilla. Cuando esté listo, añade el jabón y… ¡Listo!

Utiliza cáscaras de naranja como iniciador de fuego

A veces, encender un fuego de manera rápida puede ser un desafío, especialmente cuando estás planeando una aventura al aire libre con amigos. En lugar de luchar para encender el fuego puedes aprovechar las cáscaras de naranja como un iniciador de fuego rápido.

Créditos: Arwasweileh / Instagram

Las cáscaras de naranja contienen altas cantidades de limoneno, que es un hidrocarburo y se enciende rápidamente. Cuando necesites hacer un fuego, toma un puñado y colócalo sobre una pila de leña o carbón antes de encenderlo. ¡Así podrás disfrutar del fuego sin problemas!

Lleva una alfombra antideslizante en tu automóvil

No importa lo hábil seas al conducir, siempre existe la posibilidad de que tu automóvil quede atrapado en la nieve. Pero no tienes que preocuparte cuando eso suceda si tienes una alfombra antideslizante en el maletero, esta puede sacarte de un apuro en cuestión de minutos.

Créditos: sportystoolshop

Si tu automóvil se queda atascado, simplemente saca la alfombra del maletero, colócala junto a las ruedas y acelera. Tu automóvil debería liberarse instantáneamente. Si no tienes una alfombra para el automóvil, también puedes colocar una cadena de acero alrededor de las ruedas.

Utiliza una escoba para quitar la nieve ligera

La mayoría de las personas sacan la pala de su cobertizo de herramientas en cuanto ven un poco de nieve en el porche. Sin embargo, uno de los trucos más simples para el clima frío es usar una escoba cuando se trata de una capa delgada de nieve.

Créditos: Cooncreekwd / Instagram

Usar una escoba requiere menos esfuerzo para limpiar un área y es algo que la mayoría de los hogares tienen a mano. Además si buscas que esta solución sea aún más rápida y eficaz puedes probar a humedecer tu escoba en un poco de agua caliente.

Evita la pérdida de calor con alfombras y tapetes

Para disminuir la pérdida de calor en tu vivienda de manera efectiva, puedes optar por materiales que conserven el calor. El uso de alfombras y tapetes en casa no solo te brinda un espacio cómodo para moverte, sino que también facilita la limpieza cuando llega el verano.

Créditos: Yuliya_dayanova / Instagram

Puedes cubrir el suelo de tu hogar con alfombras hechas de yute o lana. Las alfombras de seda son muy eficaces, aunque a menudo no son una opción dentro de la mayoría de los presupuestos. Las alfombras sintéticas fabricadas con nylon o poliéster también son una buena elección.

Aprovecha el papel de aluminio para mantener tu hogar caliente

Si tienes un calentador o radiador montado en la pared, puedes mejorar su eficiencia de calefacción con algunos sencillos trucos de invierno para el hogar. Estos dispositivos emiten calor desde ambos lados, y parte de ese calor se pierde en la pared y en el entorno.

Créditos: Nataliedoyleartist / Instagram

Por lo tanto, puedes redirigir ese calor perdido hacia el interior de tu hogar de dos maneras. Puedes colocar láminas de papel de aluminio en la pared adyacente al radiador. Como alternativa, puedes utilizar láminas reflectantes con respaldo de espuma debajo del papel pintado.

Burbujas de plástico como aislante de ventanas

Si tus ventanas dejan entrar el frío, las burbujas de plástico son una solución económica. Cubre los marcos de las ventanas con plástico transparente y utilice un secador de pelo para sellarlos, de forma que crees una barrera adicional contra el frío.

Créditos: aislayahorra.es

El uso de estas burbujas retiene el calor en el interior y evita que el aire frío penetre en tu hogar, manteniendo tu hogar más cálido y reduciendo tus costos de calefacción. Además es una solución muy economica y fácil de aplicar.

Película de ventana transparente

Para un aislamiento de ventana efectivo, aplica una película de ventana transparente. Esta película crea una barrera térmica que previene la pérdida de calor a través de los cristales. Además, lo mejor de todo es que su instalación es muy sencilla.

Créditos: amazon.es

No solo mantiene el frío afuera, sino que también puede reducir tus facturas de calefacción, haciendo que tu hogar sea más cómodo y eficiente energéticamente. Es una solución rentable para mejorar el aislamiento de tus ventanas durante los meses más fríos.

Cojines o almohadas contra corrientes de aire

Como hemos dicho en varias, ocasiones bloquear las corrientes de aire frío es esencial para mantener tu hogar cálido. Coloca cojines o almohadas a lo largo de tus ventanas y puertas para que actúen como barreras improvisadas contra el frío.

Créditos: decortips.com

Esta solución rápida y efectiva evita que el aire gélido entre en tu hogar, lo que resulta en un ambiente más cálido y acogedor. No requiere gastos adicionales, y es una forma sencilla de mejorar el confort térmico de tu casa.

Cortinas gruesas

Las cortinas gruesas o térmicas son aliadas poderosas contra el frío. Durante la noche, cierra estas cortinas para mantener el calor en tu hogar y bloquear las corrientes de aire frío. Su diseño especial ayuda a conservar la temperatura interior.

Créditos: leroymerlin.es

Gracias a estas cortinas mantendrás tu casa caliente de una forma mucho más fácil. Además de mejorar la eficiencia energética, estas cortinas también ofrecen privacidad y reducen la entrada de luz exterior, lo que las convierte en una inversión beneficiosa.

Puerta de serpiente

Las puertas de serpiente son soluciones efectivas para bloquear las corrientes de aire frío que ingresan por debajo de las puertas. Estas tiras de tela o goma se colocan a lo largo de la parte inferior de la puerta y sellan eficazmente cualquier espacio.

Créditos: leroymerlin.es

Son muy fáciles de instalar y una forma rentable de mantener el frío afuera. Las puertas de serpiente son especialmente útiles en puertas exteriores y en áreas donde las corrientes de aire son un problema recurrente. ¡Además, son muy baratas!

Puertas enrollables de plástico para garajes

Si tienes un garaje, considera instalar puertas enrollables de plástico. Estas puertas ofrecen una barrera efectiva contra el frío, evitando que el aire gélido entre en el garaje. Mantener una temperatura más cálida en el garaje, protegerá tus vehículos y pertenencias.

Créditos: alibaba

Este tipo de puertas pueden hacer una contribución significativa al ahorro de energía en tu hogar, lo que se verá reflejado en la factura. Estas puertas son una inversión que puede mejorar la eficiencia energética de tu hogar y proporcionar un ambiente más cómodo durante el invierno.

Ventanas con múltiples paneles

Si puedes invertir en mejoras en el hogar, reemplazar las ventanas con paneles múltiples es una opción eficiente para mantener el calor en invierno. Estas ventanas están diseñadas con capas de aislamiento que minimizan la pérdida de calor y reducen las corrientes de aire frío.

Créditos: habitissimo.es

A pesar de su costo inicial, a largo plazo, estas ventanas pueden ayudarte a ahorrar en calefacción y aumentar la comodidad de tu hogar. Proporcionan un sellado hermético que evita que el frío entre y el calor escape, lo que resulta en un ambiente más cálido y eficiente energéticamente.

Sistemas de calefacción zonales

Si deseas tener un mayor control sobre la temperatura en diferentes áreas de tu hogar, considera la instalación de sistemas de calefacción zonales. Estos sistemas permiten ajustar la temperatura por habitación, lo que significa que puedes calentar solo las áreas que estás utilizando.

Créditos: faselectricidad.com

Esto ahorra energía y reduce los costos de calefacción al evitar que se desperdicie calor en habitaciones desocupadas. Los sistemas de calefacción zonales ofrecen un mayor confort y flexibilidad, lo que los convierte en una inversión inteligente para el invierno.

Humedad controlada para mayor calidez

Mantener un nivel adecuado de humedad en el interior de tu hogar durante el invierno puede marcar la diferencia en cómo percibes el calor. El aire húmedo retiene mejor el calor que el aire seco, por lo que puedes sentirte más cálido incluso a temperaturas más bajas.

Créditos: xakata.com

Utiliza humidificadores para agregar humedad al aire, especialmente si vives en una región con inviernos secos. Al mantener un nivel de humedad relativa entre el 30% y el 50%, lograrás un ambiente más cómodo y acogedor. Además, la humedad también beneficia la salud de tu piel.

Utiliza la energía solar para calentar agua

Si buscas disminuir tus facturas, considera utilizar un sistema de calentamiento de agua basado en energía solar. Estos dispositivos utilizan paneles solares para absorber la energía del sol y calentar el agua que luego se puede utilizar para bañarse o para el sistema de calefacción.

Créditos: endesax.com

Además de ser una fuente de energía sostenible, reducirás tu factura de electricidad y contribuirás al medio ambiente. Es cierto que instalarlos puede costar algo de dinero, pero merece mucho la pena. Además, en muchos lugares, puedes obtener incentivos y créditos fiscales.